Para padres

LA TAREA DEL MEDICO ESCOLAR EN LA ESCUELA

En la conferencia de maestros de la Escuela, el 16 de enero de 1921, habló Rudolf Steiner de la tarea del médico escolar en la escuela: “El médico escolar, que según mi idea tendría que estar aquí, tendría que conocer y tener muy presente a todos los niños, básicamente no tendría porque tener una clase especial, sino ocuparse con los niños de todas las clases, como sea necesario, para saber del estado de salud de todos los niños”.

Este deseo formulado por Rudolf Steiner hace más de 70 años, se ha hecho realidad con el tiempo no solo en las escuelas, sino en la mayoria de los sistemas pedagógicos. En la actualidad se contempla la medicina escolar como una colaboración necesaria para conocer el estado de salud de los escolares. Esta tarea se concreta en la mayoría de las escuelas en los reconocimientos médicos y en los controles periódicos que realizan los profesionales.

Con toda seguridad la intención de Rudolf Steiner no era solo considerar la salud del escolar desde el punto de vista, hoy día generalizado, perceptible-ponderal (al escolar se le examina físicamente, se le pesa, se le mide, se exploran los sentidos etc.). La antropología antroposófica nos ofrece una imagen del niño ampliada (además de la dimensión corporal hay que considerar la dimensión anímica y espiritual) en un proceso evolutivo diferenciado según las distintas etapas de la vida. Esta imagen ampliada nos ofrece la posibilidad de ver el estado de salud del escolar no solo físico-ponderalmente sino también en una perspectiva temporal y en su interacción con todas las circunstancias del escolar, familiares, medio ambientales y pedagógicas. Mencionar por su importancia básica el conocimiento que nos ofrece la antropología antroposófica de la ley de metamorfosis de la fuerzas de regeneración y crecimiento en fuerzas de pensar. Es decir, las fuerzas con las que piensa el hombre normalmente son las fuerzas morfogenéticas y de crecimiento que en el curso de la vida se liberan de la actividad corporal para transformarse en fuerzas de pensar. Este principio ofrece al maestro y al médico la posibilidad de actuar armónicamente para mantener en equilibrio el desarrollo corporal y las facultades de aprendizaje. Este solo ejemplo nos puede ilustrar la tarea común del maestro y de médico para con el niño escolar, donde el médico con sus indicaciones tendría que facilitar el proceso de aprendizaje, y el maestro con su quehacer pedagógico tendría que promover o mejorar la salud del escolar.

Este principio general puede concretarse en los siguientes objetivos de colaboración entre el médico escolar y los maestros de la escuela :Observación y estudio constitucional de los escolares, observación y estudio del temperamento de los escolares. Maduración escolar. Trastornos del aprendizaje, p.e, en la escritura, lectura (Dislexia), y calculo . El niño zurdo, el niño difícil, nervioso, inquieto, ansioso o triste. La alimentación en la etapa escolar. El escolar y los medios audiovisules.

Esta propuesta de colaboración presupone una toma de conciencia de la necesidad de esta tarea y una voluntad de llevarla a cabo. Depués debemos considerar nuestra realidad para situarla en nuestras posibilidades concretas y realizables (días, horarios, económicas, formas de realizarla etc). Todos estos temas podemos tratarlos posteriormente y después de una reunión de intercambio mutuo.

La línea general de trabajo que se propone consiste en una profundización de la antropología antroposófica, estudio de la imagen del hombre de la Antroposofía, en los tres primeros septenios. Tendríamos como base de trabajo conferencias de Rudolf Steiner sobre estos temas. Posterior a este trabajo general se presenta por parte de los maestros un niño y se trata de formar la imagen general de ese niño particular presentado.

El caso particular de un niño que el maestro considere de atención especial médica debe ser también un motivo para el trabajo conjunto (maestros, euritmista, médico etc). La observación conjunta de la situación especial desde los distintos puntos de vista nos ofrecería la posibilidad de encontrar ayudas para este niño.

Por último habría que considerar la posibilidad de charlas para padres sobre temas de la salud del escolar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s